Cómo hablar bien en público y no morir en el intento

Cómo hablar bien en público y no morir en el intento

717
0
Toastmasters international

Cuántas veces habremos oído a nuestro interlocutor un “bueno, pero tú me entiendes, ¿no?” después de largas aclaraciones para explicarnos un tema. Si bien podemos llegar a comprender la esencia del mensaje, la mayoría de las veces no nos llega toda la información que nos querían transmitir. Cuidar y perfeccionar la técnica de la oratoria, una de las artes más antiguas, resulta fundamental en nuestro día a día.

Precisamente, éste es el objetivo de la organización Toastmasters Internacional, una organización sin tintes políticos ni religiosos, cuyos miembros comparten el mismo interés por ser capaces de hablar bien en público. Fundada en el año 1924, esta organización ya está presente en los cinco continentes y, desde hace casi 40 años, también está representada en Bélgica por varios clubes. El Club Armada Toastmasters fue el primero en incorporar el español como idioma en sus encuentros.

Pau, presidente de dicho club, afirma que su manera de trabajar se basa fundamentalmente en la práctica y la observación para poder evaluar las fortalezas y debilidades de cada uno. “Aquí no hay profesores, no hay exámenes, ni se obliga a nadie a hablar”, asevera Pau, “cada uno se implica hasta donde quiere y de esto depende el progreso individual de los miembros”.

No hay un perfil definido, gente de todas las edades y nacionalidades acuden a estas reuniones. “Nuestro objetivo es aprender y mejorar las habilidades de comunicación y liderazgo, pero también relajarnos y conocer gente”, afirma el presidente de Armada Toastmasters.

La reunión comienza a las 18:45 h. y dura dos horas aproximadamente. Cada miembro tiene una hoja en la que se detallan las intervenciones programadas y el tiempo estimado para ellas. La organización es muy importante. La primera parte del encuentro está dedicada a las improvisaciones que “ayudan a pensar mientras se está hablando”. El Maestro de improvisaciones prepara una serie de sujetos de los que tendrán que hablar durante un par de minutos los miembros que él escoja. Una vez terminada esta ronda (suelen ser unas 7 u 8 intervenciones), un evaluador expondrá su opinión sobre los distintos discursos. Asimismo, existe la figura del contador de tiempo y la del evaluador de gramática y muletillas.

La segunda parte de la reunión se basa en discursos preparados según las indicaciones de los manuales oficiales de Toastmasters Internacional que se entregan a los socios una vez realizada la inscripción. Los nuevos miembros, en el momento que consideren, comienzan su participación activa en el club. “Hay gente que nunca antes ha hablado en público y el club le sirve como plataforma para despegar”, nos comenta Pau. Sin duda, haber asistido a una reunión de Toastmasters nos ayuda a ser conscientes de la importancia de la comunicación oral, que según palabras de Pau, “no es una opción para nadie”.

El presidente de este club, puesto en marcha hace ocho años, dice que “Cada día nos encontramos con multitud de situaciones en donde la comunicación juega un papel crucial en nuestras vidas, desde una conversación con un amigo, o con un cliente. Desarrollar estas habilidades incrementa la autoconfianza y fomenta el desarrollo personal tanto en el ámbito personal como el profesional. En Toastmasters tienes la posibilidad de practicar en frente de una audiencia y recibir sus evaluaciones continuamente”.

Las reuniones se realizan el segundo y cuarto lunes del mes en QUAKER HOUSE (Place Ambiorix, 50 – 1000 Bruselas – ver mapa).

No hay comentarios