El Atomium, mucho más que un monumento

El Atomium, mucho más que un monumento

1300
0
atomium

Muchos de vosotros ya conoceréis el Atomium, pero lo que seguramente no sabréis es que se trata de la representación de un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces. Esta y muchas otras curiosidades sobre esta impresionante construcción son las que venimos a contaros hoy en honor al 60 aniversario de uno de los monumentos más emblemáticos de la capital europea.

Esta férrea estructura compuesta por 9 esferas de acero fue construida para la Feria Mundial de 1958 celebrada en Bruselas, con la intención de ser derribada a los seis meses de su exposición. Sin embargo, debido a su increíble atracción turística, decidieron que continuaría de manera permanente.

El ingeniero belga que diseñó el Atomium, André Waterkeyn, desafió a la física del equilibrio al crear la primera estructura gigante con un centro de gravedad “antinatura” tan extraño, descompensado y alarmantemente alto. En su día, el ascensor que se encuentra en su interior fue el más rápido de Europa.

Otro dato curioso es que 3 de las 4 esferas superiores no poseen soporte vertical, dado que el diseño original contemplaba el átomo sin soportes, es decir, la estructura era solo para el reposo de las esferas. Posteriormente, se añadieron columnas de soporte para darle resistencia a estas, y evitar que el viento derribase el monumento, ya que se han llegado a registrar vientos de 140km/h.

Además, esta construcción tiene varias réplicas por el mundo como en Austria, Hungría, Liechtenstein o España, sin ir más lejos en la plaza de Armas de Sevilla y en Torrejón de Ardoz, en Madrid.

Y no solo réplicas, el Atomium está “hermanado” con otros monumentos de índole mundial como la Torre de Tokyo, la torre Eiffel o la Perla de Oriente en Shangai.

No hace mucho, lo que hoy conocemos como el monumento más representativo de Bruselas (además del niño meón), en su día cayó en la decadencia debido a su descuidado mantenimiento cuando el material estaba completamente oxidado, hasta que en 2004, fue reacondicionado y recubierto de acero inoxidable dotándolo así de una mayor resistencia.

Lucas Andrés

 

No hay comentarios