Halloween

Halloween

122
0

Halloween calabaza Atomium BruselasCada 31 de octubre por la noche, Bélgica se convierte en una fiesta: Halloween. Los belgas han empezado a celebrar esta noche hace tan sólo unos años, seguramente buscando un motivo más para divertirse. En España, Halloween no se celebra con tanta intensidad. En nuestro país sigue primando la sobriedad de la fiesta religiosa (el 1 de noviembre, día de Todos los Santos) sobre la alegría de la celebración pagana en la noche del 31 de octubre.

Huesos de santoEl 1 de noviembre acudimos al cementerio para recordar a nuestros familiares y amigos fallecidos, y les llevamos flores, normalmente crisantemos. Si hay algo dulce en esta fecha, son los llamados “huesos de santo“, elaborados con yema de huevo y azúcar.

En Europa, desde el siglo V antes de Cristo, los celtas celebraban por esas fechas el Festival de Samhain, coincidiendo con la úiltima de las cosechas y con el comienzo del invierno. Era también la “fiesta de los muertos“. Se decía que esa noche todos los espíritus se despertaban y se mezclaban con los vivos. Los druidas utilizaban hechizos para calmarlos, aunque también era frecuente cubrirse la cara para espantarlos (de ahí viene la tradición de las máscaras). Otra forma de apaciguarlos era dejarles comida o dulces en el exterior de las viviendas. Es fácil pensar que los más pequeños, ajenos al ritual, los recogían, dando origen a la costumbre de que esa noche los niños pidan caramelos en las casas a cambio de no dar un susto.

Cuando los celtas fueron invadidos por los romanos, estos absorbieron esa parte de su cultura y la adaptaron a sus creencias. Con el paso de los años, se fundiría con la fiesta cristiana orientada a honrar a los mártires religiosos. Los cristianos, celebraban el día de Todos los Santos el 13 de mayo, fue Gregorio III (741 d.C.) el que la cambió al 1 de noviembre, que era el día de conmemoración de la capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma.

Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV instauró la celebración “universal” de esta fiesta. Como toda fiesta mayor, la “vigilia” (31 de octubre) servía para prepararla. Esta vigilia del día anterior a la fiesta de todos los Santos, dentro de la cultura inglesa se llamó “All Hallow’s Even” (Vigilia de todos los Santos). Con el tiempo su pronunciación fue cambiando hasta convertirse en el término actual de “Halloween“.

calabaza Halloween HispagendaCuando los irlandeses llegaron a EE.UU. introdujeron la fiesta de la Noche de las Brujas, llevando consigo lo que sería el símbolo más famoso de la noche de Halloween: la Jack-o-lantern (una calabaza hueca con una vela dentro). Esta tradición viene de una leyenda irlandesa: Un malvado de nombre Jack muere, pero de tal gravedad eran sus fechorías que se le prohibió la entrada tanto al Cielo como al Infierno. Fue condenado a vagar por el mundo buscando una entrada a uno de los dos sitios con la única ayuda de un repollo con una vela dentro. Los irlandeses americanos cambiaron el repollo por la calabaza (mucho más común en su nueva tierra) y, emulando a Jack el de la Linterna, hicieron nacer el mito de la calabaza de Halloween, desarrollando toda una gastronomía con el anaranjado fruto como protagonista.

bruja halloweenSegún cuenta la leyenda, las brujas se reunían dos veces al año: el 30 de abril (víspera de mayo) y el 31 de octubre (víspera de “Todos los Santos”). Convocadas por el diablo, llegaban en sus escobas para participar en los aquelarres y aprender nuevos hechizos. Hoy en día la noche de Halloween es reconocida por todos los satanistas, ocultistas y adoradores del diablo como víspera del año nuevo para la brujería. Por cierto, los entendidos aseguran que basta con ponerse la ropa al revés y caminar hacia atrás la noche de Halloween para que se te aparezca una bruja.

Por otro lado, se dice que las mismas brujas, para pasearse tranquilamente por la ciudad, suelen disfrazarse de gato negro. Por eso una de las tradiciones de Halloween advierte que si un gato negro se te cruza por delante en esta noche la mala suerte caerá sin remedio sobre tu cabeza. Aunque existe un antídoto: cuando te pase eso, da inmediatamente siete pasos hacia atrás y ¡maldición conjurada!

Txema Muñoz

No hay comentarios